Desafíos que nos plantea la inclusión de niños y niñas provenientes de familias migrantes- Selma Simonstein Fuentes

¿Se favorece en los centros educativos para la primera infancia experiencias pedagógicas inclusivas?

¿Se valora la diversidad cultural desde un paradigma de educación multicultural o de una educación intercultural?

¿Se está dando respuesta como comunidad educativa a los desafíos que plantea la inclusión de niños y niñas provenientes de familias migrantes?

Marco conceptual para comprender la educación de niños y niñas desde la diversidad cultural

Según UNESCO (2011) la cultura es “el conjunto de rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias. Se identifica así a la cultura, como la principal fuente de identidad personal de cada uno de los individuos que constituyen el colectivo por cuanto: 

1) Cada persona percibe su identidad desde el reconocimiento de otros, entendiendo por identidad el trasfondo sobre el que adquieren sentido nuestros gustos y deseos, opiniones y aspiraciones

2) Ninguna cultura es totalmente rechazable, al menos a priori. Una cultura que ha dado sentido a la vida de personas durante siglos difícilmente puede no tener nada positivo que ofrecer

3) La diversidad de culturas es riqueza. La homogeneidad empobrece, la diversidad enriquece. 

¿Multiculturalismo e Interculturalismo comparten una procedencia común? ¿Se trata de una mera diferencia semántica o de dos perspectivas diferentes?

La multiculturalidad se puede definir como la presencia en un territorio de diferentes culturas que se orientan a coexistir, pero no a convivir. En este caso no se tiene por qué dar situaciones de intercambio, es un concepto estático que lleva a una situación de segregación y negación de la convivencia y la transformación social. 

Se refiere a la naturaleza culturalmente diversa de la sociedad humana, se plantea que todo grupo es culturalmente diverso en cuanto a su etnia o nación, lengua, religión y características socioeconómicas

La interculturalidad en cambio, promueve la comunicación entre diferentes culturas que habitan en un territorio, el encuentro entre diferentes culturas, para contrastar y aprender mutuamente. Comprende la interacción entre culturas de una forma respetuosa, horizontal y sinérgica, considera que ningún grupo cultural está por encima del otro, favoreciendo en todo momento la integración y convivencia de ambas partes. En las relaciones interculturales se establece una relación basada en el respeto a la diversidad y el enriquecimiento mutuo” Peralta M.V., 2019, COSOC/JUNJI 

La interculturalidad será concebida como “presencia e interacción equitativa de diversas culturas y la posibilidad de generar expresiones culturales compartidas, adquiridas por medio del diálogo y de una actitud de respeto mutuo”. Supone un espacio democrático de encuentro entre diversas culturas, constituyendo una herramienta para generar una nueva forma de relación entre los pueblos.

¿Cuándo hablamos de interculturalidad?

El concepto y la práctica de la educación inclusiva constituye una orientación valórica central en la Educación infantil. De acuerdo con diversos textos de UNESCO (2005, 2009, 2015), y del Ministerio de Educación de Chile (2016), la educación inclusiva es un proceso que comporta la transformación de los jardines infantiles, las escuelas y de otros centros de aprendizaje para atender a todos los niños y las niñas, con especial énfasis en aquellos quienes requieren mayor protección, tales como: los/as con discapacidad, con dificultades de aprendizaje, con alguna enfermedad, de pueblos indígenas, migrantes, poblaciones rurales, diversidad sexual y de género, privados de libertad, para brindar oportunidades de aprendizaje a todos, párvulos/as, jóvenes y adultos. 

Tiene por objetivo acabar con la discriminación arbitraria y toda forma de exclusión social, que es consecuencia de actitudes negativas y de una falta de atención a la diversidad. Esta labor exige que se preste atención al currículo, la índole de la enseñanza y la calidad, entre otras medidas. Significa además que los establecimientos educativos y otros contextos de aprendizaje no solo han de ser eficaces, sino también seguros, saludables y respetuosos de las diferencias. (BCEP,2018:22)

El desafío que se nos presenta consiste en transitar del individualismo y la competencia a la cooperación, de la exclusión a la inclusión, de la uniformidad a la pluralidad y aceptación de la diversidad. Las formas en que los adultos cuidadores nombran a los niños y niñas reconocen sus derechos y se relacionan con ellos y ellas durante los procesos de crianza, cuidado y educación influyen en la construcción de las ideas sentimientos que ellos y ellas tienen sobre sí mismos. 

Convivencia, Diálogo, Respeto 

Implementar procesos pedagógicos culturalmente pertinentes requiere, por una parte, generar un proceso reflexivo en el espacio escolar, entendiendo que uno de los principios fundamentales es el reconocimiento del otro como un legítimo otro y la promoción de mayores oportunidades para el aprendizaje, considerando los diferentes conocimientos en igualdad de condiciones. Así también a la interrelación entre culturas distintas y a la búsqueda de una convivencia estable entre ellas, todo sobre las bases de la igualdad, la no discriminación y el respeto a la diversidad. Se reconoce la dignidad e igualdad de todos los seres humanos. Implica además reconocer los elementos propios de otra cultura como enriquecedora para la cultura de acogida. 

Es una apuesta por la interacción, intercambio, apertura, reconocimiento de los valores, de los modos de vida, de las representaciones simbólicas, bien dentro de una misma cultura o bien entre culturas distintas. La formación valórica es una tarea fundamental desde los primeros años de vida, es uno de los propósitos claves del ideario pedagógico de la educación para la infancia. EPI

Responsabilizarse del otro es el rasgo crucial de la moral post moderna: “adoptar una postura moral significa asumir responsabilidad respecto al OTRO. Somos, por así decirlo, seres inevitablemente, (existencialmente) morales: es decir, estamos abocados al desafío del OTRO, que es también el desafío de responsabilizarse del OTRO” (Bauman 1993, P1).

La relación con lo otro (con la “alteridad”) debería, según Levinas (2004) dejar de ser de apropiación dentro de la totalidad de lo idéntico y pasar a ser de respeto hacia la heterogeneidad de ese otro, en lo que sería una transición en la actitud hacia el otro, desde la captación hacia el respeto. Para perturbar el “logos” del proyecto modernista y transgredir la unidad y la homogeneidad implantando la diferencia y la heterogeneidad.

“Las condiciones de incertidumbre y complejidad del mundo actual nos plantean el reto de hacer lecturas pertinentes sobre el contexto y comprender desde nuevos referentes, las posibilidades de construcción de una sociedad plural y democrática con sentido compartido de inclusión, justicia y equidad, que encuentra sus raíces más profundas en las maneras como desde la gestación y la primera infancia, se instauran o no, relaciones de cuidado y reconocimiento del otro.” (Alvarado, Monterrey 2018)

Según Bernabé (2012) las sociedades democráticas no pueden alcanzar su pleno desarrollo hasta que fomenten el encuentro y la comprensión entre las diversas culturas. 

Lista de Referencias: 

Aguirre García, J. C., y Jaramillo Echeverri, L. G. (2006). EL OTRO EN LÉVINAS: Una salida a la encrucijada sujeto-objeto y su pertinencia en las ciencias sociales. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 4 (2), pp. 47-71

Alvarado, S. V. (2018). Una educación inclusiva que atienda la diversidad y propicia el desarrollo integral de los niños y niñas. En: Encuentro Internacional de educación inicial y preescolar:. “Desarrollo Integral de la Primera Infancia, Inclusión y atención a la Diversidad”. Monterrey 2018

Bauman, Z. 1993 Postmodern Etihcs. Oxford. Blackwell 

Bases Curriculares de Educación Parvularia. 2018. Subsecretaría de Educación Parvularia. Ministerio de Educación. Santiago de Chile.

Bernabé Villodre, María del Mar 2012 Pluriculturalidad, Multiculturalidad e Interculturalidad, conocimientos necesarios para la labor docente HEKADEMOS 1 11 67 76

Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. 1989. Asamblea General de la Naciones Unidas.

Dahlberg,G,Moss,P & Pence,A. 2012 Más allá de la Calidad en Educación Infantil. Barcelona. Grao

Selma Simonstein Fuentes

Educadora de Párvulos, Magíster en Educación, Dra. (c) en Psicología y Educación de la Universidad de Granada, Diplomada en Teoría del Aprendizaje, con Postítulo en Educación Parvularia y Comunidad en el Centro Golda Meir de Israel. Fue decana de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Central (2000 al 2011), presidenta de la Organización Mundial para la Educación Preescolar, OMEP, (2002-2007) y en ambos cargos fue reelecta en períodos consecutivos. Su labor docente y de Investigación se ha desarrollado en las áreas de Currículo de la Educación, Teoría e Historia de la Educación, Ciencias en la Primera Infancia y Liderazgo en educación parvularia, principalmente en las Universidades de Chile, Universidad Central, Universidad de Playa Ancha y actualmente en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación Es también autora de numerosas publicaciones, entre libros y artículos académicos. Ha recibido premios, reconocimientos, distinciones.

Actualmente 

Participa como consultora en la gestión de programas de capacitación en el tema liderazgo en la educación infantil y Bases Curriculares para la Fundación Integra y Junta Nacional de Jardines infantiles (PUCV y Consultora Tu clase, tu país). Preside el Consejo consultivo de la sociedad civil de JUNJI. Coordina la Comisión académica para Chile de Red de parlamentarios y exparlamentarios para la primera infancia. Presidenta del comité nacional chileno de OMEP (Organización mundial para la educación preescolar). Docente en la carrera de Educación Parvularia en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Integra el grupo internacional GAP / OMEP (educación infantil para la sostenibilidad).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abonnez-vous à notre Lettre
Page Facebook
Facebook Pagelike Widget
Ir al contenido