Paseos pedagógicos: soñar, decidir , salir y regresar- Patricia Guijarrubia

“Caminar es vivir el cuerpo, provisional o indefinidamente. Recurrir al bosque, a las rutas o a los senderos, no nos exime de nuestra responsabilidad, cada vez mayor, con los desórdenes del mundo, pero nos permite recobrar el aliento, aguzar los sentidos, renovar la curiosidad.”

D. Le Breton

1. Los sentidos de los paseos pedagógicos.

Para comenzar estos andares vamos a acercarnos a una posible definición. La importancia de nombrar y dilucidar significados contribuirá a enmarcar el campo semántico de este binomio tan potente. 

Paseo es un término que alude a un viaje, asociado especialmente al disfrute. Desplazamiento que implica traslado hacia un lugar en un tiempo determinado.  Incluye una partida y un regreso. Ahora bien, si le agregamos “pedagógico” es, además, un viaje con objetivos educativos, implica instancias de selección, de planificación, de concreción, de evaluación y de socialización/comunicación. 

Un paseo pedagógico es un viaje desde la escuela hacia otro espacio, que busca generar múltiples conocimientos en un proceso de enseñanza -aprendizaje. Es un viaje físico y real desde la escuela, para volver a ella, una circularidad : salir y regresar. Este binomio agudiza la perspectiva desde la institución escolar, contempla y completa los avances históricos sobre la temática y recupera sentidos ampliatorios.

Un paseo pedagógico trasciende la “visita guiada” más centrada en la visión de la institución que recibe el público escolar. La dupla visita guiada alude sólo al momento del recorrido ( el después”) Por lo tanto, esta denominación puede resultar reduccionista. 

Un paseo pedagógicos abarca más que una “salida didáctica” ya que no se centra sólo en el ir o salir, sino en el recorrer y regresar, incluye la preparación del viaje y el trabajo posterior en la escuela, específicamente los tres momentos constitutivos de un paseo pedagógico: el antes, el durante y el después.

Los programas públicos ciudad/escuela resultan vitales y necesarios para favorecer estos desplazamientos, construyendo verdaderos puentes entre escuelas y espacios educativos (museos, parques, plazas, centros culturales, lugares de producción, bibliotecas,estudios de radio, etc). Organizan y democratizan el acceso a los bienes culturales de todas/os,  , además facilitan y potencian el trabajo conjunto entre docentes  y educadores/mediadores de los espacios a recorrer. 

Los paseos pedagógicos hacen de la pedagogía andante su máxima expresión

Son travesías para desplazarse en tiempos no apurados. 

Recodos y meandros donde bucear experiencias. 

Laberintos y túneles a cielo abierto para sorprenderse. 

Escondidas y piedras libres para asombrarse.  

Rondas abiertas para aprender. 

Tableros de territorios para saltar de la mano. 

Caminos para desplegar andares pasados, presentes y futuros. 

2.Brújula para decidir salir.

Para elegir un espacio educador a recorrer es posible considerar diversos aspectos no poseen necesariamente un orden jerárquico,  contemplarlos es fundamental  a fin de planificar, para que el paseo pedagógico sea potente, fluido, nutricio y nutriente y a su vez genere ciertas rupturas con propuestas tan enquistadas como tradicionales. 

Aspectos a considerar: 

*los proyectos: distritales, institucionales y áulicos. 

*la planificación anual de la institución y de la sala. 

*la historia del grupo, intereses, deseos, gustos, inquietudes y curiosidades. 

*los objetivos y contenidos curriculares correspondientes.

*la época del año, especialmente las estaciones. 

*las propuestas ofrecidas por los espacios educadores.

Será necesario emprender un camino que comienza reconociendo los diferentes lugares que ofrece la localidad, continuar con un análisis del patrimonio que poseen, incluida la(s) temática(s) que abordan, analizar el enfoque y el abanico de posibilidades que ofrecen para el nivel inicial.Para este caminos tres orientaciones.

a. Construir un mapa educativo. 

Identificar los espacios educadores ubicados en la localidad. En este punto es importante el aporte que realiza J. Trilla Bernet (1999)propone elaborar un mapa educativo/inventario, que dé cuenta de la distribución en el territorio de todos aquellos espacios con  proyección educadora significativa.

A su vez, en el “Manual de mapeo colectivo” (RislerJ, Ares P, 2013) los autores plantean que el mapa no es el territorio, pero a través de un proceso colectivo de mapeo, donde cristalizan saberes y experiencias de los participantes, se transforma y dinamiza. Propone recursos cartográficos para armar el mapa: realizar recorridos grupales de indagación, utilizar íconos (imágenes simples) para ubicar en el mapa/inventario. 

Construir un mapa inventario es fundamental y que sea participativo desde la escuela en conjunto con la comunidad más aún. Una oportunidad para organizar y compartir conocimientos sobre el propio territorio, ubicando espacios cercanos y/o más alejados. Lugares donde llegar caminando o utilizando transporte público o contratado. 

Durante la construcción del mapa/inventario (que podrá actualizarse en diferentes momentos) surgirán preguntas, compartimos algunas que pueden contribuir para atravesar la etapa  de elección de lugares.  

Este año ¿qué lugares nos interesa recorrer? ¿por qué? ¿Con qué frecuencia realizaremos paseos pedagógicos por sala y/o institucionales? ¿Cuál será el itinerario anual? ¿Qué espacios ya recorrieron  las/los chicas/os? ¿A qué espacios les gustaría concurrir ? ¿A qué lugares podemos concurrir caminando? ¿Y utilizando el transporte público o escolar? ¿Hay algún acontecimiento especial durante este ciclo lectivo, en la localidad o en la ciudad?  

b. Elegir y  profundizar. 

Considerando el mapa/inventario y los diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de planificar sugerimos algunas preguntas específicas para profundizar el conocimiento del posible espacio a recorrer. 

¿Qué muestra es el espacio? ¿Cuál es la historia del lugar? ¿Es un espacio privado o estatal? ¿Hay muestras principales, temporarias, permanentes? ¿Cómo se exhibe el patrimonio? ¿Se utilizan vitrinas, pantallas táctiles, mesas interactivas, dispositivos lúdicos, etc? ¿Con qué criterios exponen: cronológico, temático, ¿otros? ¿Qué lugar se les otorga a las/os niñas/os en relación con el aprendizaje? ¿Hay propuestas diversificadas para las diferentes salas? ¿Qué títulos poseen estas propuestas? Muchas veces las formas de nombrar convocan sentidos que vislumbran enfoques, así encontraremos títulos poéticos, imaginarios, humorísticos, disparatados o en forma de pregunta.

 ¿Qué características poseen las propuestas educativas? ¿Son guiadas, dialogadas, escenificadas y/o autoguiadas? ¿creativas o tradicionales? ¿Hay instancias de producción? ¿Qué posibilidades reales de participación e interacción de las/os chicas/os promueven? ¿Posee propuestas para el antes, el durante y el después del paseo en su página o sitio web? 

 c. Analizar materiales digitales

En el presente, numerosos espacios educadores han incorporado   tecnologías, contando en general con sitios web oficiales. Navegando en la página web del espacio educador a recorrer, podemos encontrar, desde la historia de la institución y el patrimonio que muestra y  su narrativa , hasta algunos planos de ubicación y galería de fotos, incluso la normativa para los recorridos.

Algunos incluyen, también, una sección educativa, donde se podrán ver las propuestas para las escuelas y las condiciones para las reservas.

En algunos casos se incluyen las propuestas para “el antes” y el “después del paseo”, con diferente grado de creatividad y apertura. Es bueno detenerse a observarlas y elegirlas criteriosamente. Invitamos, siempre a realizar una mirada crítica de dichos materiales. Estas producciones traslucen el enfoque pedagógico del espacio. Nos referimos a tener en cuenta eltipo de material, el lenguaje, el diseño y la calidad de las actividades: tradicionales/reiterativas/memorísticas o innovadoras/propositivas/interactivas. Es decir que promueven resolución de problemas, reflexión, elaboración y participación genuina,  acercamientos al patrimonio incorporando el lenguaje corporal y la sensibilidad y el despliegue de sentidos. Materiales dignos y dignificantes,  en los cuales, maestras/os podemos inspirarnos. 

A su vez en los sitios web de los espacios a recorrer es posible encontrar “recorridos virtuales”. Estos amplían o extienden el espacio físico concreto. Constituyen un proceso de virtualización de la exhibición. Muchas veces son producciones cuidadas que permiten aproximaciones desde diferentes ángulos y dimensiones, 2D, 3D y vistas 360°. Para tomar la decisión de concurrir o no al espacio pueden ser de utilidad. También para utilizarlas antes o después del recorrido presencial, siempre contemplando un espacio para el asombro.Cabe aclarar que el recorrido virtual y la navegación por la web del espacio seleccionado son instancias diferentes. El primero incluye una ruta pautada hacia el interior del espacio, acompañada por audios, para elegir donde ingresar, muchas veces posibilita detenerse para leer o escuchar información. La segunda implica una navegación por la página que puede incluir: mapa del sitio, planos, normativa, agenda, etc. 

Finalmente, otro aspecto fundamental lo constituyen las redes sociales del espacio a recorrer, éstas ponen en evidencia las estrategias para dirigirse al público en general y al escolar en particular. 

Soñar y concretar paseos pedagógicos implica que la escuela extienda los muros escolares que limitan y los transforme en verdaderos puentes que amplíen los límites y los transformen en trayectos democratizadores y emancipatorios. 

Soñar y concretar paseos pedagógicos para que constituyan instancias placenteras y provoquen, además, deseos de volver.  Para muchas/os chicas/os tal vez constituya una instancia inaugural, la primera vez. Así nuestro trabajo docente, posibilita estrenos que trazan  nuevos caminos. 

3.Los tres momentos del paseo pedagógico.

Un paseo pedagógico se compone de tres momentos diferentes, complementarios e imprescindibles, cronológicamente organizados. 

Momento 
Primer momento “Antes”Organizar la salida, delinear los objetivos, anticipar los temas a tratar y las actividades previas al paseo. Establecer normas. Formular y escribir preguntas. Compartir expectativas. 
Segundo momento“Durante”Indagar en profundidad. Recorrer, preguntar, conversar, construir posibles respuestas y nuevas preguntas.
Tercer momento “Después”Compartir aprendizajes y comunicar la experiencia. Es el momento de poner en común, tanto lo vivido, como así también los aprendizajes. Además, comunicarlo al resto de la institución escolar y a las familias, y por qué no al espacio recorrido.

4. Una vuelta de ojalás.

Para culminar estos andares escritos  compartimos algunos ojalás, como deseo sincero  buscando que las palabras que lo componen se constituyan como inspiración para soñar, decidir, salir y regresar , es decir,  concretar paseos pedagógicos y tanto más!

Maestras/os: 

Ojalá se animen a incorporar  nuevas y extendidas miradas,  que conjuguen lo diminuto y lo inmenso,  lo diverso y lo único, los asombros y los aprendizajes, los caminos personales y colectivos, y los territorios visibles e invisibles.

Ojalá se animen a ampliar horizontes,  salidas y regresos,  germinando deseos y recuerdos para aprender andando. 

Ojalá que las infancias las/os  recuerden como  constructoras/es de caminos  que invitan a asomarse  a  las complejidades de un mundo donde quepan muchos mundos. 

Bibliografía

*Melgar, M. F. y Donolo, D. (2008) “Salir del aula …Aprender de otros contextos: Patrimonio natural, museos e Internet”. Revista Eureka sobre enseñanza y divulgación de las ciencias. N°8, Universidad de Cádiz.

*Risler J. y Ares, P. (2013). “Manual del mapeo colectivo: recursos cartográficos críticos para procesos territoriales de creación colectiva”. Tinta Limón:  Buenos Aires. 

*Trilla B (1999) La ciudad educadora: De las retóricas a los proyectos” Cuadernos de Pedagogía: Barcelona.

Especialista en pedagogías para la igualdad en contextos socieducativos diversos (UBA) Licenciada en Ciencias de la Educación ( UBA) y Profesora para la Enseñanza primaria. Formadora de formadores, como profesora trabaja en ENS 3 y 4 EDIS (Espacios de definición institucional): Buenos Aires con mirada educativa y Ampliación de los límites del aula, respectivamente.Creadora de la columna radial Pedagogías utopistas, programa “Tejiendo Redes”, Radio Gráfica.Cofundadora y coordinadora del proyecto educativo “Aulas a cielo abierto”, Parque Avellaneda”, CABA. Autora de artículos pedagógicos  publicados en revistas especializadas nacionales e internacionales, colabora especialmente en Noveduc. (pedagogiasutopistas.wixsite.com/blog)

 pguijarrubia@gmail.com  

Patricia Guijarrubia (@pguijarrubia) es autora del libro Paseos pedagógicos : Planificación y desarrollo de salidas,  Editorial Noveduc (@librosnoveduc). El mismo conjuga su experiencia como profesora de nivel superior en la asignatura “Ampliación de los límites del aula” en diferentes profesorados de nivel inicial y primario,  su trabajo como educadora y coordinadora en el proyecto educativo “Aulas a cielo abierto” Parque Avellaneda y su formación especializada .

Librerías : La Juglaresa (@lajuglaresa), Ritualitos (@ritualitos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido